Una sólida roca.

Así como una sólida roca no se mueve con el viento, así el sabio permanece imperturbable ante la calumnia y el halago.
Shiddharta Gautama  "Budha"

Comentarios

  1. ¿A quién podría herir una calumnia y agradar un halago?

    Gracias Angel!!

    ResponderEliminar
  2. A casi todos nos hieren las calumnias y nos agradan los halagos. Por eso hay tan pocos sabios.
    Un abrazo y gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  3. Sabiduría concentrada.falta aplicarla.
    Gracias Ángel por recordarlo
    Un abrazo
    J

    ResponderEliminar
  4. Así es, amigos. La cuestión no es predicar si no dar trigo. Cuestión de reflexionar y empezar a andar.
    Hasta el día 14. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.