Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2013

Los dos halcones.

Imagen
Un rey recibió como obsequio, dos pequeños halcones, y los entregó al maestro de cetrería, para que los entrenara. 
Pasados unos meses, el maestro le informó al rey que uno de los halcones estaba perfectamente, pero que al otro no sabía qué le sucedía: no se había movido de la rama donde lo dejó desde el día que llegó. 
El rey mandó llamar a curanderos y sanadores para que vieran al halcón, pero nadie pudo hacer volar el ave. Encargó, entonces, la misión a miembros de la corte, pero nada sucedió. Al día siguiente, por la ventana, el monarca pudo observar, que el ave aún continuaba inmóvil. Entonces, decidió comunicar a su pueblo que ofrecería una recompensa a la persona que hiciera volar al halcón. 
A la mañana siguiente, vio al halcón volando ágilmente por los jardines. 
El rey le dijo a su corte, “Traedme al autor de ese milagro“. Su corte rápidamente le presentó a un campesino. 
El rey le preguntó: 
- ¿Tú hiciste volar al halcón? ¿Cómo lo hiciste? ¿Acaso eres un mago? 
Intimidado el campe…

Huye la serpiente...

Imagen
Hebi nigete
ware o mishi me no
kusa ni nokoru.

Huye la serpiente
y esos ojos, que me han mirado,
se quedan sobre la hierba.

Takahama Kyoshi (1874-1959).

Con el deshielo...

Imagen
Yuki tokete
mura ippai no
kodomo kana

Con el deshielo
está toda la aldea
llena de niños.

Kobayashi Issa (1763-1827).

Sale el grillo...

Imagen
Noche de luna.
Sale el grillo
y canta en la piedra.

Chiyo-Jo (1703-1775).
Poetisa.

Ojos del gato...

Imagen
Neko no me ni
ume nu iro aru
koaru kana.

Ojos del gato:
color del mar en ellos,
al sol de invierno.

Yorie (1884-?).

La hojarasca cubriendo...

Imagen
Honda belleza,
la hojarasca cubriendo
a varios budas.

Imaizumi Sugetsu-ni (?-1804).

Solsticio de Verano.

Imagen
Un sol rojo
cae en el mar.
¡ Calor estival !

 Natsume Soseki (1867-1916).

Una pelota en el tejado.

Imagen
Harusame ni
nuretsutsu yane no
temari kana

Empapándose en el tejado,
con la lluvia de primavera,
una pelota de mano.

Yosa Buson (1718-1783).

Yume Jû-ya / Los sueños de diez noches.

Imagen
Soñé este sueño.
Parecía ser una época muy antigua, quizás era la Edad de los Dioses. Desafortunadamente, yo había perdido una batalla. Me capturaron vivo y me llevaron ante el capitán del bando enemigo. En aquellos tiempos los hombres eran altos y llevaban largas barbas. Usaban un cinturón de cuero del que colgaba un sable en forma de vara. El arco que portaban era....

"Los sueños de diez noches" Fragmento.


Natsume Sôseki (1867-1916)
Autor de obras como Yo el gato (1905), Botcham (1906),  alcanzó su cumbre literaria con El caminante (1912), Kokoro (1914) y Las hierbas del camino (1915).
Considerado el padre de la narrativa japonesa moderna la muerte sorprendió a Sôseki a los cuarenta y nueve años. El legado de Sôseki no solo se limita a sus novelas, poesías y ensayos, sino a la influencia que ejerció en los jóvenes escritores de su época, en alguno de los cuales, dejó una huella indeleble.

MISCELANEAS PRIMAVERALES
Natsume Sôseki
Satori Ediciones
ISBN: 978-84-940164-8-6

La Vía, el camino.

Imagen
Nunca debemos perder de vista que se trata de eso, de un camino, es decir, que el hombre nunca llega. ¡No hay nada peor que oír decir que un hombre ha llegado!. Ese, en cierto modo, ya está muerto.

"Camino de Vida"
Karlfried Graf Durckheim (1896-1988).

La Serenidad.

Imagen
La serenidad es una forma de belleza. El rostro lleno de amargura rechaza con expresión amarga a quien se lo encuentra: "No quiero saber de ti". Es una manera de ser feo. Hay un rostro que acoge y otro que rechaza. La belleza, por tanto, no puede crearse simplemente con maquillaje. Es la expresión de un corazón o de una falta de
corazón. 

"Camino de Vida"
Karlfried Graf Durckheim (1896-1988)

Desiderata ( Cosas deseadas).

Imagen
Camina tranquilamente entre el alboroto y las prisas, y acuérdate de la paz que puede existir en el silencio. Sin alienación, vive, en la medida de lo posible, en buenas relaciones con todas las personas. Di dulce y claramente tu verdad y escucha a los demás, incluso al ignorante y al simple; ellos tienen, también, algo que contar. Evita a los individuos bulliciosos y agresivos, son una molestia para el espíritu. No te compares con nadie: te arriesgas a convertirte en un ser vano o vanidoso. Siempre hay gentes más grandes o más pequeñas que tú. Disfruta de tus proyectos tanto como de tus realizaciones. Permanece siempre interesado en tu carrera, sin importarte lo modesta que ésta sea; es una verdadera posesión en la prosperidad cambiante del tiempo. Sé prudente en tus negocios, porque el mundo está lleno de fraudes. Pero no seas ciego en lo que concierne a la virtud que existe; muchos individuos buscan grandes ideales y por cualquier lugar la vida está llena de heroísmo. Sé tu mismo. …