Sobre la muerte...

La muerte obra un cambio, señala la desaparición del lugar donde habita la conciencia. La muerte no puede destruir la conciencia, del mismo modo que un decorado teatral no puede destruir al espectador. 
¿Acaso temes los cambios que la muerte producirá?

No obstante, un gran cambio similar sucedió ya en el momento de tu nacimiento, y nada malo surgió de ello.

La reflexión del día.
Seleccionada del "Calendario de la sabiduría" de León Tolstoi

Comentarios

Entradas populares de este blog

Todo es efímero...

El buho y el cuervo.