Almas que se desvanecen...


Ah, esta noche
esas vuestras preciosas almas
se desvanecen para no retornar.

Takari Kikaku, 1661-1707

Comentarios

Entradas populares de este blog

El buho y el cuervo.

Todo es efímero...