Diccionario del diablo (7) - Ambrose "Bitter" Bierce




Trinidad
:

En el teísmo múltiple de ciertas iglesias cristianas, tres divinidades completamente distintas, compatibles con una sola. Las divinidades inferiores de la fe politeísta, tales como demonios y ángeles, carecen de esta facultad combinatoria, y deben procurarse individualmente la adoración y los sacrificios a que son acreedoras. La Trinidad es uno de los más sublimes misterios de nuestra santa religión. Al rechazarla por incomprensible, los Unitarios demuestran no captar los fundamentos de la teología. En religión, creemos solamente aquello que no comprendemos, salvo en el caso de una doctrina inteligible que se contradice con otra incomprensible. Siendo así, creemos en la primera como parte de la segunda. 

Ungir:

Engrasar a un rey u otro gran funcionario que ya de por sí es bastante viscoso. Los soberanos son ungidos por los sacerdotes del mismo modo que se engrasa bien a los cerdos para agradar al populacho. 

Vidente:

Persona, por lo general mujer, que tiene la facultad de ver lo que resulta invisible para su cliente: o sea, que es un tonto.

Violín:

Instrumento para agradar el oído humano a base de frotar una cola de caballo con las tripas de un gato. 

Voto:

Instrumento y símbolo de la facultad del hombre libre de hacer de sí mismo un tonto y de su país una ruina. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

El buho y el cuervo.

Todo es efímero...