Nuestros limites...


El hombre no se conoce, no conoce sus límites ni posibilidades, no conoce ni siquiera hasta qué punto no se conoce.

Piotr Demiánovich Ouspenski

Comentarios

Entradas populares de este blog

El buho y el cuervo.

Todo es efímero...