Huyendo de la tristeza...


Llegué más allá de las ciudades fronterizas del Norte

y en el Sur visité las riberas insalubres del mar.

Mas no hallé en los vastos confines de la tierra y del cielo

 un lugar donde se pueda huir dejando la tristeza atrás,

 mientras ella haga su perverso nido en nuestro corazón. 


 Liu Kuo Chuan (960-1279)

poeta de la Dinastía Song

Comentarios

Entradas populares de este blog

Todo es efímero...

El buho y el cuervo.