El peligro de odiar...

Cuidado con la hoguera que enciendes contra tu enemigo,

no sea que te chamusques a ti mismo. 

WILLIAM SHAKESPEARE

Comentarios

Entradas populares de este blog

Todo es efímero...

El buho y el cuervo.