Afirmarse constantemente...

Tu espíritu ha de afirmarse constantemente, porque tu cuerpo no deja de fortalecerse. En cuanto dejes de trabajar tu espíritu, tu cuerpo gozará de un poder total sobre ti.

No desdeñes cualquier acción que te ayude a lograr el bien, o mejor aún, que pueda impedirte hacer el mal.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El buho y el cuervo.

Todo es efímero...