Fábula persa...

Después de la muerte, un alma voló al cielo y en el camino encontró con una aparición repugnante y horrísona y que marchaba en dirección contraria.
« ¿Qué haces aquí?», preguntó el alma. « ¿Quién eres tú?» La aparición terrible contestó: «Soy tus actos».

Fabula persa.

La reflexión del día.
Seleccionada del "Calendario de la sabiduría" de León Tolstoi.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Todo es efímero...

El buho y el cuervo.