Guardar silencio...

Una persona que sabe pocas cosas es aficionada a hablar, y una que sabe mucho se refugia casi siempre en el silencio. Esto se debe a que una persona que sabe poco cree que todo lo que sabe es importante, y se lo quiere contar a todo el mundo. Una persona que sabe mucho también sabe que es mucho más lo que no sabe. Por eso sólo habla cuando es necesario, y cuando no le hacen preguntas, guarda silencio.

Jean-Jacques Rousseau.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El buho y el cuervo.

Shibumi

Hechos incontrovertibles.