Aprendamos del bambú...


Solo, en silencio,
el brote de bambú
se convierte en bambú.

Taneda Santoka, 1882-1940
Monje Zen y Haijin



Comentarios

Entradas populares de este blog

El buho y el cuervo.

Todo es efímero...