¡Ah hototogisu!...




¡Ah hototogisu!
Agranda,
aún más,
mi soledad.

 Matsuo Bashô (1644-1694)



Comentarios

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.