Contemplación mutua.

Peine del viento - Donostia.
Foto: Diario Vasco




En el Peine del viento
cormorán y gaviotas
se contemplan mutuamente.

Ángel Hosshin.

Comentarios

  1. Que agusto estan , NO HAY MENTE SOLO ESTAR saludos amigo Angel.

    ResponderEliminar
  2. Así: "solo estar", aquí y ahora.
    Un abrazo, Peregrina.

    ResponderEliminar
  3. Ese Peine del Viento que parece los brazos de un pulpo, y esas aves apacibles y serenas. Una bella composición.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un lugar para sentarse, contemplar el mar y vaciar la mente.
      Me gusta mucho en otoño, cuando el tiempo es gris, sopla el viento, la temperatura es fresca y apenas hay paseantes.
      Gracias Pilar.

      Eliminar
  4. Gracias, usted es un poeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Anónimo. Breves momentos que me gustaría fueran más frecuentes.
      Un abrazo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.