Sin rencor.




Solo con su perfume
responde el ciruelo
a quien rompe la rama.

Chiyo-Ni (1703-1775)

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.

La escuela de lo imperfecto.