Sin rencor.




Solo con su perfume
responde el ciruelo
a quien rompe la rama.

Chiyo-Ni (1703-1775)

Comentarios

  1. Respuestas
    1. Toda una lección la que nos da el ciruelo.
      Un abrazo Karin.

      Eliminar
  2. Gracias Ángel.
    Impresionante.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí! Como le decía a Karin: toda una lección.
      Un abrazo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Los principios del Wabi Sabi.

Barrer las impurezas.