Trabajando en las raíces.

A veces me preguntan: ¿Por que inviertes tanto tiempo y dinero hablando del respeto a los animales, cuando existe tanta crueldad hacia el hombre?. A lo que yo respondo: ¡Estoy trabajando en las raíces!

George Thorndike Angell (1823-1909)
Abogado y filántropo estadounidense.

Comentarios

  1. Sencilla e inteligente expresión. Alegra. Dan ganas de vincularla a todo lugar del activismo animalista. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  2. Si matamos humanos mientras están creciendo en el vientre materno y algunos y algunas lo reivindican como 'derecho fundamental' hasta el punto de ser legal, si bombardeamos al personal y otros más nos ponen bombas, ¿vamos a esperar que tengamos aprecio a los animales?...y, ¿a cuáles?, ¿o también a las ratas, cucarachas, plagas de cosechas y parásitos?...Me pregunto: pisar hormigas, matar moscas ¿es crueldad? En fin...no, eso que dice este hombre, no es la raíz. La raíz está en una zona mucho más profunda...pero mucho más. Hay que empezar justamente por el humano y el resto vendrá solo...Cuida del niño, cuida del anciano, cuida del desagradable y del malauva -si puedes- y, el resto, vendrá solo (si es que el ser humano y sus sociedades pueden cambiar...cosa que aún no se ha demostrado a nivel colectivo, y no será por falta de intentos).

    ResponderEliminar
  3. De las ramas a la raíz o de la raíz a las ramas ¿¿??

    ResponderEliminar
  4. corta las ramas, renacerán otras nuevas, corta la raíz y generalmente matarás al árbol.
    Cuida del ser humano en su totalidad, lo que necesita en lo material y en lo no material, en lo tangible y en lo que no lo es...y cuidarás la casa y los demás habitantes. La ventaja de cuidar al ser humano es que necesita a la Tierra, cuidándolo, la cuidarás a ella y a lo que contiene. Por el contrario, la Tierra no necesita al ser humano...(que sepamos)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El buho y el cuervo.

Todo es efímero...