Escasa dignidad...

Las personas no han sido creadas para sojuzgar a las demás o para seguir las órdenes de otras. Ambas formas de comportamiento corrompen a la gente. Por la primera, se arrogan demasiada importancia, y por la segunda, se conceden demasiado poco respeto.
Las dos implican muy escasa dignidad.

Víctor Considérant, 1808-1893
Economista socialista y pensador francés.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El buho y el cuervo.

Todo es efímero...