La alondra...



La alondra sube...
¡Ah! desciende.
Verde cebada.

Ueshima Onitsura, 1661-1738

Comentarios

Entradas populares de este blog

El buho y el cuervo.

Todo es efímero...