¡El otoño ha llegado!

¡El otoño ha llegado!
Aunque no visible
muy claramente a los ojos,
se lo reconoce por el sonido
del viento.

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.

La escuela de lo imperfecto.