Impermanencia.

¿Donde andan ahora los grandes de antaño?
Las hierbas silvestres recubren sus tumbas.


Cao Xueqin (1724-1763)

Comentarios

  1. Para atesorar y tener siempre presente.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Todos estos cuerpos-mente pasaran por ahí...

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  3. Nacer, vivir, morir: el ciclo de la vida siempre impermanente y sin embargo permanece.

    Un abrazo Ángel

    ResponderEliminar
  4. Caudillos, guerreros, héroes... Todos bajo la maleza.
    Gracias amigos.

    ResponderEliminar
  5. Los grandes y los menos grandes, quizá dejaron sus huellas y permanecen

    Un abrazo Angel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algunos pocos dejaron sus huellas, afortunadamente para la humanidad. Las de otros es preferible que las borre el tiempo.
      Un abrazo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.

La escuela de lo imperfecto.