Cuando el hombre nace...

Cuando el hombre nace es suave y flexible;
El día de su muerte es rígido, firme y duro.
Al nacer, las plantas y los árboles son tiernos y flexibles;
El día de su muerte están duros y secos.
Por eso se dice: “Lo rígido y lo duro son atributos de la muerte;
Lo tierno y lo flexible son atributos de la vida.”
Así un ejército fuerte e inflexible perderá las batallas;
El árbol rígido está condenado a ser derribado.
Lo duro y lo fuerte ocupan el sitio de abajo (caen);
Lo tierno y lo flexible están en lo alto (continúan su desarrollo).


Tao Te Ching, 76

Comentarios

  1. Una profundidad exquisita la de Lao Tse en su obra Tao Te Ching. Es un libro de los que acompaña toda la vida y se relee constantemente o en algunas épocas en que se anhela serenidad.

    ResponderEliminar
  2. Cuando, hace ya unos cuantos años, lo leí por primera vez me pareció uno de esos "fantasiosos cuentos chinos". Ahora lo tengo entre mis libros de cabecera y, como tu, lo leo y lo releo especialmente en esos momentos.
    Gracias Pilar.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.

La escuela de lo imperfecto.