Llegar a la cima.



A la cima no se llega superando a los demás,
sino superándonos a nosotros mismos.

Comentarios

  1. Respuestas
    1. Gracias Fanny!
      Muchas veces intentamos llegar a la cima montados en la espalda de los demás, o caminando sobre sus cabezas.
      Un abrazo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.

La escuela de lo imperfecto.