Como las moscas.


Haedera ya
kami no kudarase
tomau tote.

Moscas del templo,
pidiendo a los dioses
esto y aquello.

Kobayashi Issa (1763-1827).

La gente somos como las moscas del haiku:
¡Ay diosito, si me encuentras sitio para aparcar te prometo que seré bueno!
¡Ay diosito, si me das...!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.

La escuela de lo imperfecto.