Daños colaterales.



Matando una mosca
herí una flor.

Kobayashi Issa (1763-1827).

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Los principios del Wabi Sabi.

Barrer las impurezas.