Cuando sienta el apego...

Cuando sienta el apego
o el deseo de enfadarme,
permaneceré inmóvil como un leño,
sin hablar, sin hacer nada.

Cuando mí mente esté salvaje,
burlona, llena de orgullo o arrogancia,
cuando desee exponer los defectos ocultos de otros,
revivir discordias o engañarlos,
cuando intente alabarme
o criticar a otros,
o desee insultar o provocar una pelea,
en esos momentos,
permaneceré como un leño.

Fragmento de "La práctica del Bodhisattva" del maestro budista Shantideva (687-763)


Comentarios

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.