Las flores del castaño...



yo no hito no
mitsukenu hana ya
noki no kuri

Junto al alero del tejado,
inadvertidas para la gente,
las flores del castaño.

Matsuo Bashô, 1644-1694
Oku no hosomichi (Por sendas de Oku)

Comentarios

  1. Hermoso. Una no-gente es pues quien sí advirtió la presencia de esas flores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos por la vida, envueltos en nuestro ego, y no advertimos las cosas más sencillas. Y la mayoría de las veces esas cosas tan sencillas son lo mejor de la vida.
      Gracias Momiji.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Los principios del Wabi Sabi.

Hechos incontrovertibles.