Salvajes peonias

Salvajes peonias
ahora en su apogeo.
Magnifica floración:
Demasiado preciosas para cogerlas,
demasiado preciosas para dejarlas.

Ryokan (1758-1831)

Comentarios

  1. Oh gran Ryokan, que tiene que nos enamora?

    Muchas gracias Ángel y con tu permiso me lo llevo

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. No es poco contemplarlas?

    un abrazo Ángel

    ResponderEliminar
  3. Sí, pero somos demasiado egoístas y la contemplación no nos basta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.