Crisantemo blanco...




Crisantemo blanco,
el ojo no encuentra
la menor impureza.

Matsuo BASHÔ (1644-1694).

Comentarios

  1. Pobre crisantemo, nunca me fijé en él me evoca algo triste

    feliz descanso Angel

    ResponderEliminar
  2. Preciosamente puro...

    Un abrazo, Angel

    ResponderEliminar
  3. Es verdad, Ángel, qué perfecto es el crisantemo!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. En Asia es simbolo de longevidad, en China de sabiduría, en otros paises de sinceridad y honestidad. En Japón es el simbolo (Monshô) del emperador y la flor representa a este y a la casa imperial.
    Para nosotros es la flor del Día de difuntos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Angel:

    Los crisantemos fueron mi aprendizaje en el jardín de las flores, los amo, son bellos, nobles, compañeros persistentes. Gracias a Basho y vos por traerlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Un abrazo Delia. Aquí el Crisantemo es la flor de difuntos.Quizas por eso no es una flor muy popular. A mí me encanta. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.