Nada se pierde tan a menudo...

No pido estar libre del temor,
sino tener el valor de enfrentarlo.
No pido el fin de mi sufrimiento,
sino corazón suficiente para dominarlo.

Que mis ojos no busquen aliados
en el campo de batalla de la vida,
sino que pueda yo buscar mis propias fuerzas.

Que no tenga que implorar, temblando, mi redención,
sino que pueda, con paciencia, conseguir mi libertad.

Bendición para todos.
Nada se pierde tan a menudo
como la oportunidad diaria.

Marie von Ebner-Eschenbach (1830-1916)
Escritora austriaca.



Comentarios

  1. querido Angel/Hosshin,
    gracias , gassho por tu creacion tan rica!
    aun,no me atrevo en realidad decir lo que me cabe!
    total!...
    intentento agraciarte llevando algo de respiracion....inspiracion
    hasta siempre!
    cc

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.