Estimar o no estimar.



A un perro no se le estima bueno porque ladre bien.
A un hombre no se le estima sabio por que hable hábilmente.

Chuan-Tzu (369-286 a.e.c.)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.

La escuela de lo imperfecto.