La voz de la campana.




Se escucha,
allá en la noche,
cuando viene la lluvia,
la voz de la campana.

Takarai Kikaku (1661-1707).

Comentarios

  1. Precioso haiku de Kikaku.

    Gracias, Ángel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El precioso sonido de la campana del templo (bonshô).
      Al ser golpeada por un tronco de madera -en vez de con un badajo o martillo metálico- su sonido es grave y sereno. Es un sonido que invita a la introspección.
      Gracias, Gorka.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.