Tu templo y tu religión.

Tu diario vivir es tu templo y tu religión. Cada vez que entres en el, hazlo con todo tu ser.

Khalil Gibran.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.

La escuela de lo imperfecto.