A quienes solo anhelan...

A quienes solo anhelan que florezcan los cerezos:
¡como me gustaría enseñarles la primavera que resplandece, desde una matas de hierba verde, en la aldea de montaña cubierta por la nieve!

Fujiwara Iyetaka.
Poeta japonés, siglo XII

Comentarios

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.

La escuela de lo imperfecto.