El eco de los montes...

tsure mo naki
hito o kou tote
yamabiko no
kotae suru made
nagekitsuru kana

Queriendo a alguien
que no me correspondía,
de tanto lamentarme,
hasta el eco de los montes
se puso a responderme.

Autor desconocido.
Cien poemas del Kokinwakashû.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.

La escuela de lo imperfecto.