Experimentar el Wabi-sabi.

El wabi-sabi no trata de flores maravillosas, árboles majestuosos, o escarpados paisajes. El wabi-sabi es lo intrascendente y lo oculto, lo provisional y lo efímero: cosas tan sutiles y evanescentes que resultan invisibles para la mirada ordinaria. “…para experimentar el wabi-sabi hay que aflojar el paso, ser paciente, y mirar muy de cerca.”

Del libro "Wabi-Sabi para Artistas, diseñadores, poetas y filósofos"
Leonard Koren.

Comentarios

  1. Gracias por este espacio tan lleno de belleza, sutileza y sabiduría. Es muy agradable detenerse un momento aquí y leer. Siempre hay algo interesante que merece la pena disfrutar. Buen trabajo, Ángel.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por tu comentario! Es un gran estímulo para seguir con el blog.
      Un abrazo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.