Guía los pensamientos...

La mayoría de maldades que la gente comete son el resultado, no de una voluntad perversa, sino de la propagación de malos pensamientos que la gente acepta y sigue sin criticar.

Piensa sólo buenos pensamientos, y con el tiempo se convertirán en buenas acciones. Los pensamientos que crean malas acciones son mucho peores que los propios actos.

Puedes reprimir una mala acción, arrepentirte y no repetirla. Pero los malos pensamientos se repiten una y otra vez, y provocan otras malas acciones. Los malos pensamientos forman una cadena continua.

Todo empieza en el pensamiento. Guiar tus pensamientos es una de las claves de la autoperfección. Si sufres calamidades en tu vida, busca su causa, no en tus actos, sino en los pensamientos que las inspiraron, y trata de mejorar esos pensamientos. Si un acontecimiento ocurrido en tu vida te inspira, busca su origen en tus anteriores pensamientos que causaron el acontecimiento.

La reflexión del día.
Seleccionada del "Calendario de la sabiduría" de León Tolstoi

Comentarios

Entradas populares de este blog

El buho y el cuervo.

Todo es efímero...