Seguir a tu intelecto...


Para ser sabio, has de seguir a tu intelecto, aunque esa forma de vivir reciba frecuentes ataques.

El intelecto humano es una lámpara divina, y su luz penetra hasta lo más hondo de todas las cosas.
Sabiduría oriental.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Todo es efímero...

El buho y el cuervo.