Reflexiones sobre la libertad...

El intelecto puede liberar a una persona. Cuanto menos intelectual sea una vida, menos liberada es.

Si deseas no hacer el mal, no hay ni una sola buena acción que no puedas hacer.

Una persona sabia vive de acuerdo con sus deseos, porque sólo desea lo que puede alcanzar. Esa persona es libre.

Hemos creado un modo de vida contrario a la naturaleza física y moral de la humanidad, y no obstante queremos ser libres, pese a adherirnos a este modo de vivir.

La libertad no se alcanza cuando la buscas, sino cuando buscas la verdad. La libertad no debería ser un objetivo, sino una consecuencia.

Los demás no pueden concederte la libertad. Una persona sólo puede liberarse a sí misma.

La reflexión del día.


Seleccionada del "Calendario de la sabiduría" de León Tolstoi

Comentarios

Entradas populares de este blog

Todo es efímero...

El buho y el cuervo.