"La vigilancia es el sendero hacia la inmortalidad, la negligencia es el camino hacia la muerte.
Aquellos que permanecen vigilantes nunca mueren, los negligentes son como si ya estuvieran muertos.”

 Dhammapada 2:1

Comentarios

  1. Observación, conciencia...

    Un abrazo y gracias por la vigilancia serena y ecuánime a la que invita tu texto

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.