Sopa de Miso

Un plato muy simple de hacer y que es un básico en la dieta japonesa es la sopa de miso. En Japón se come con casi todas las comidas que van acompañadas también de arroz. Es tan básico que incluso se toma para desayunar. Reconfortante especialmente en invierno.

El autor Junichiro Tanizaki rememora en su libro "El elogio de la sombra" la sensación de sostener entre sus manos el peso de una sopa de miso contenida dentro de un ligero cuenco de madera mientras observaba cómo el blanquecino caldo de miso emergía enturbiado sobre el oscuro fondo de laca negra del cuenco. Pura poesía para un plato que nos invita a la relajación y contemplación, para reconfortarnos en cuerpo y alma.


Comentarios

  1. a pesar de las propiedades que son muchas , su aspecto no es apetecible, a no ser que se mire con los ojos de dicho autor,pero si merece la pena tenerlo en tu dieta

    Gracias Angel, volveré al miso de nuevo

    gabon

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente Arianna, su aspecto no es muy atractivo y el de la pasta de miso todavía menos. Su sabor es algo peculiar pero sí te gusta la salsa de soja y/o el tamari no tendrás ningun problema. Yo la tomo para cenar bastantes noches. Aprovecho el caldo que sobra de cocer las vainas (alubias verdes) para prepararla. Mejor que comprar un bote de pasta que alguien te de un poco para probar.
    Un abrazo. Hasta mañana.

    ResponderEliminar
  3. ufff me encanta! la sopa y la comida japonesa. Gracias por el link Angel!
    Namasté!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.