Aprendiendo a forjar...

Adelante trabajando,
siempre logrando, siempre buscando,
y aprendiendo a forjar y esperar.

Henry Wadsworth Longfellow (1807-1882).

Comentarios

  1. Nadie puede empujar al rio
    la negligencia o la dejadez

    I shin den shin

    ResponderEliminar
  2. Me alegra tu presencia, amiga. Un abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.