Todo es transitorio...

Todo lo que existe en el Tiempo ha de perecer. Los bosques, las montañas, existen para perecer. Todas las cosas tocadas de deseo nacen en el Tiempo. El Sol y la Luna, el mismo Sakra rodeado de su séquito, todos ellos, sin excepción, perecerán; ni uno solo perdurará.
En el principio las cosas eran inmutables; al final se separarán de nuevo: las combinaciones producen diversas substancias pues en la naturaleza no hay nada uniforme ni constante. Todas las cosas compuestas han de envejecer; las cosas compuestas son transitorias. Incluso una semilla de sésamo no contiene nada que sea permanente en su composición.Todo es transitorio; todo lleva en sí mismo la semilla de su disolución.
Todas las cosas compuestas, sin excepción, son transitorias, inestables, despreciables, condenadas a perecer, a desintegrarse; son todas temporales como un espejismo, un espectro o la espuma... Igual que la vasija de barro forjada por el alfarero acaba por hacerse pedazos, así la vida del hombre se desbarata.
Por consiguiente, creer en la materia es condenarse a lo que carece de nombre y de expresión -pues no es cosa ni no-cosa-; esto incluso lo saben los niños y los ignorantes.

"KOKORO" - Ecos y nociones de la vida interior japonesa.
Lafcadio Hearn (1850-1904)

Comentarios

  1. Todo es efímero y en esa comprensión está la belleza...

    Gracias Angel!

    ResponderEliminar
  2. ¡Todo es efímero! Cuesta entenderlo y mas aún el admitirlo...
    Gracias Gorka.

    ResponderEliminar
  3. Todo es transitoria, si, pero vivir las pequeñas cosas y muchos momentos con intensidad dan la sensación de que serán para siempre.. que engaño más hermoso

    Gracias Ängel por estar y no estar, feliz noche

    ResponderEliminar
  4. Saber y aceptar que todo es transitorio... Quizás esto nos permita vivir con mas intensidad y sin apego, saboreando el aquí y el ahora.
    Feliz noche, Arianna.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.