Luciérnagas, venid...

Hôtaru koi koi
furusato ni kita.

Luciérnagas, venid, venid,
he llegado a mi pueblo.

Taneda Santôka (1882-1940).

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.

La escuela de lo imperfecto.