Principios estéticos del zen (7/7).

SEIYAKU -  Quietud y Serenidad interior.

El último de estos siete principios es la tranquilidad necesaria para que puedan surgir los otros seis. Está relacionado con la paz interior que permite el equilibrio y el estado meditativo que buscamos desde el inicio de toda práctica. Antes de comenzar cualquiera de las artes zen es imprescindible tomarnos un tiempo para entrar en ese estado de paz, dejando a un lado cualquier situación o pensamiento que suponga inquietud. Sólo con una mente despejada donde los pensamientos no intervienen, podemos encontrar la paz necesaria para sentir la liviandad del alma.

Con la mente como un estanque quieto, la piedra lanzada producirá ondas perfectas.

Comentarios

  1. "Con la mente como un estanque quieto, la piedra lanzada producirá ondas perfectas"

    _/\_

    ResponderEliminar
  2. Precioso. Con tu permiso lo comparto en el musgo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por permitirme compartir, Hosshin. Este blog tiene un enorme valor.

      Gasshô :)

      Eliminar
  3. Querido amigo, muy interesante y encantadora esta serie que gotica a gotica has ido publicando .
    Muchas gracias por compartirlo
    Un abrazo
    j

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias "J".
      Las buenas cosas y los buenos momentos son para compartirlos. Y sobre todo ahora que cada vez, parece, escasean más.
      Un abrazo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.