Sendas de Oku (17/..)




16-El pino de Takekuma.


Al ver el pino de Takekuma, de veras sentí como si despertara. Desde la raíz el árbol se divide en dos troncos; según nos dijeron, la forma de ahora es la misma que tenía hace siglos. Recordé al maestro Noin.(1) Hace mucho pasó por este lugar un señor que iba a tomar posesión de la gobernatura de Mutsu y cortó el árbol, para usarlo como pilar del puente del río Natori; y a esto alude la poesía de Noin: “no hay ya ni restos del famoso pino”. Una generación lo corta y otra lo vuelve a plantar; ahora, crecido de nuevo, parece como si tuviese mil años de edad. Realmente es hermoso:


Ya que no vuestras flores,
mostradle, cerezos tardíos,
el pino de Takekuma.

Un discípulo llamado Kyohaku me dedicó, al despedirme, este poema. Así le respondí:

De los cerezos en flor
al pino de dos troncos:
tres meses ya.

Sakura yori
matsu wa futaki wo
mitsuki goshi



(1) Noin Hoshi (988-¿  ?), religioso y poeta del período Heian. Su poesía ejerció influencia sobre la de Saigyo que, a su vez, influyó en Basho. En dos ocasiones Noin visitó Takekuma y en su segunda visita, al no ver al célebre pino (pasaba por vivir mil años), escribió este poema:
Del pino aquel
ahora, en Takekuma,
ni una traza.
¿Desde que vine habrán
pasado ya mil años?

Comentarios

  1. Qué increible verdad? la naturaleza es mágica.
    Gracias Ángel
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Han transcurrido más de 300 años y sigue habiendo un pino en Takekuma!.
      Naturaleza mágica, respeto a la misma y amor a la tradición.
      Un abrazo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.

La escuela de lo imperfecto.