La campana...

Yama no fukaku mo
kane onozukara naru ka.

La campana,
en la espesura de la montaña,
¿se tañe a si misma?

Taneda Santôka (1882-1940)

Comentarios

  1. Felicitarte por tantos buenos jaikus que das a conocer.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.