Como el agua...

 Para ser fuerte, hay que ser como el agua: si no hay obstáculos, fluye; si hay un obstáculo, se detiene; si una presa se rompe, fluye con más vigor; si un barco es cuadrado, adopta forma cuadrada; si un barco es redondo, adopta forma redonda. Como es tan elástica y flexible, es la cosa más necesaria y fuerte.

Lao-Tsé. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

El buho y el cuervo.

Shibumi