Dondiego de día...

Dondiego de día:
de belleza cautivadora,
pero sueños efímeros.

Natsume Soseki, seudónimo literario de Natsume Kinnosuke, (1867-1916).

Comentarios

  1. nuestros momentos son efimeros, nuestros sueños tambien, vividos con consciencia, son mágicos

    Buenas tardes, un fuerte abrazo, Ängel

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.

La escuela de lo imperfecto.