El sabor solitario...



No olvides nunca
el sabor solitario
del rocío blanco.

Matsuo Bashô (1644-1694)

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.