Vivir con gratitud.

La monja Rengetsu, durante una peregrinación, llegó a un pueblo a la caída del sol y pidió alojamiento para la noche. Los lugareños se la negaron. Tuvo que refugiarse en un jardín de cerezos, en la afueras. A medianoche se despertó y vio bajo el cielo de la noche de primavera, las flores de los cerezos, completamente abiertas, que se reían bajo la luna brumosa. Sobrecogida por la belleza, se levantó e hizo gasshô hacia el pueblo.

Por su amabilidad al negarme hospedaje,
me he encontrado bajo las flores
en la noche de la luna llena.

Cuando disfrutamos de prosperidad material, de un cuerpo sano, conseguimos lo que queremos, nos sentimos agradecidos. Esto es natural y no requiere ninguna espiritualidad ni disciplina. La verdadera espiritualidad consiste en vivir con gratitud cuando las cosas y las circunstancias están en contra nuestra.

Basado en "La sabiduría del Zen" - Trevor Leggett

Comentarios

  1. Asi es Ängel, el refrán castellano dice: No hay mal que por bien no venga, tomado con humor

    Hay que ver el lado posistivo de cualquier circunstancia

    gasshô es saludo? reverencia?

    gasshô Ängel

    ResponderEliminar
  2. Hola Alma gemela, Ojala seamos capaces de ser tan positivos como la monja del cuento.
    Respecto a "gasshô" hice una entrada hace algún tiempo, sí tienes paciencia puedes buscarla. Yo creo que es el equivalente a Namasté. Gasshô Arianna.

    ResponderEliminar
  3. Hola de nuevo, Ariana. He buscado la entrada, es del 12 de septiembre. Me gustaría conocer tu opinión sobre su equivalencia en el Advaita.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Ya la recuerdo, gracias
    Maestros tiene la Santa Madre Iglesia, como se suele decir, en mi humilde opinión poco puedo aportar te diré que entiendo , Gassho-Namasté - equivalencia - quedarse quieto, sólo hay conciencia, silencio, unidad con el TODO

    cada noche que acabe mi dia tratando de seguir para pulir ( me suena de alguien y lo hago mio)

    Tú eres uno de mis maestros, yo una aprendiz

    buenas noches Angel

    ResponderEliminar
  5. Gracias Arianna, todos somos maestros y aprendices de los demás.. Hasta mañana.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.

La escuela de lo imperfecto.